Comer en las pedanías

Orihuela es un notable destino gastronómico, pudiendo disfrutar a lo largo de todo el año gracias a los productos de su rica huerta y el mar con los que se elaboran desde los platos más tradicionales como los últimos de vanguardia. Son la alcachofa, el brócoli, patatas, hortalizas, naranjas, limones, también los salazones como el bonito seco, huevas de pescado y mojama, los que dan un toque muy especial a la buena mesa. Hay infi­nidad de platos típicos que podemos elaborar y degustar, en los que caben destacar el cocido con pelotas, el arroz y costra y el arroz con verduras y boquerones, y otros platos de la cocina puramente huertana de arraigo en los productos de temporada de la tierra.